Tips para lograr estabilidad financiera

En Parkeo nos importa mucho que logres estabilidad financiera para que el dinero no sea un problema recurrente en tu vida. A continuación te decimos algunos de los tips que consideramos más importantes para lograrlo.

Ahorro

Todo comienza con tener una mentalidad que le da prioridad al ahorro. El que no piensa en ahorrar nunca va a lograr tener dinero extra para darse gustos, para asegurar su patrimonio o para usarlo en caso de emergencia, etc.

Para ahorrar, es importante definir metas claras que sean objetivas y por lo tanto realizables.

Hay que tener bien claro para que se está ahorrando y el por qué se está ahorrando. De esta manera estaremos creando un propósito más fuerte y por lo tanto la fuerza de voluntad se hará presente, facilitando que lleguemos a las metas de ahorro que nos hayamos propuesto.

Inversión

Muchas veces esta palabra es sinónimo de sacrificio. Y todos sabemos en cierta medida que si invertimos y nos va bien obtendremos un retorno y es algo que nos conviene, sin embargo, existe una apatía por ponerlo en práctica ya que se nos cruzan pensamientos que ponen en duda nuestra idea de inversión.

Para lograr que la inversión sea efectiva tenemos que salir un poco de nuestra zona de confort y capitalizar en lo que conocemos y creemos que tiene potencial.

Existen todo tipo de inversiones donde la rentabilidad y el riesgo se ponen en juego. El esquema ideal es poder invertir de forma diversificada donde podamos jugar con el riesgo, esperando grandes retornos y con inversiones de menores retornos pero más seguras donde podamos saber que existirá un colchón por si la inversión arriesgada no resulta efectiva.

Recuerda entre mayor riesgo, mayor es el retorno que puedes esperar. Así que debes conocer en qué inviertes para poder minimizar los riesgos y lograr la mayor rentabilidad posible.

Lograr tener diferentes fuentes de ingreso a la vez

Todos sueñan con tener diferentes fuentes de ingreso, pero pocos realmente se atreven a explorar las diferentes alternativas para lograrlo. Existen muchas que son muy sencillas (como rentar tu estacionamiento, por ejemplo) pero todo está en comenzar por una.

Cortar malos hábitos

Los malos hábitos son parte fundamental de porque no puedes lograr ahorrar y por lo tanto invertir y hacer crecer tu dinero.

Estos son algunos de los hábitos más comunes que impiden tu estabilidad económica:

  • Gastos hormiga.
  • Comprar cosas que no necesitas
  • Gastar más de lo que entra a tu cuenta bancaria.
  • No planear los gastos importantes ni llevar un presupuesto
  • Comer y cenar siempre fuera de casa
  • No proyectar ingresos y prever eventos futuros.
  • No pagar las facturas a tiempo y acumular deuda.
  • Creer que el crédito siempre va a estar para salvarte.
  • La lista sigue…

Tarjetas de crédito y deuda

Muchas personas traen las tarjetas a tope y sobreviven pagan el mínimo posible. Este hábito es de los más peligrosos puesto que representan una salud financiera que no es sostenible a largo plazo.

Al hacer esto estarás prolongando una realidad evidente: no puedes pagar el estilo de vida que estás llevando. Las tarjetas de crédito muchas veces generar una sensación de libertad, y los bancos saben muy bien esto, es por eso que aprovechan ofrecerte nuevas opciones de nuevas tarjetas para poder pagar las tarjetas que ya tienes en deuda y generar esa sensación de rienda suelta. Entrar en este círculo vicioso puede generarte muchos problemas.

Lo mejor es siempre medirse y pagar la deuda de la tarjeta en la fecha de corte.

 

 

Los ingresos pasivos o cómo generar una lana extra usando plataformas como Über y Airbnb

Por @MarioAVMtz  co-founder de Mi Bonsai

economia colaborativo

Con la llegada a México de plataformas digitales como Über y Airbnb, se ha materializado la idea de que todos podemos hacer lana con éstas aplicaciones.

Muchos de mis cuates cercanos literalmente corrieron a estas plataformas para tomar ventaja de la oportunidad y ganarse una lana extra. Algunos lo hicieron con resultados aceptables, otros fracasaron totalmente, pero hubo algunos que realmente transformaron sus vidas y abandonaron sus chambas de Godínez para transformarlo en su principal fuente de ingresos.

Desde mi humilde opinión, la razón por la que ellos triunfaron es que entendieron perfectamente que el uso de éstas plataformas es para generar ingresos pasivos y no para sustituir tu salario. ¡YEP! Algunos de ustedes no entendieron el pedo, como decimos los chilangos.

Les explico, éstas plataformas están diseñadas para que desde la comodidad de tu casa y oficina puedas generar una lana extra poniendo a trabajar algo que es tuyo, en este caso un cuarto de tu casa o departamento y el coche que tienes parado en un estacionamiento que no usas porque hay chingos de tráfico en esta ciudad.

La clave está en utilizar cosas que ya tienes, como ya mencioné, con el objetivo de generar una lana extra. Sí, ya sé, que hay algunos forevers que dicen que es parte de la corriente de la economía compartida o colaborativa (los “normales” no conocen ese término)

Para mí, la idea de los ingresos pasivos siempre ha sido bastante interesante, no sólo por el hecho de que lo considero una forma proactiva de tomar el control de tus finanzas, sino porque además puede ser una solución al síndrome de “no me alcanza la lana”.

Desde hace algunos meses, en mi columna #SobreviveConTuQuincena he venido promoviendo la idea de que hay que hacer cosas que nos sumen lana y no que nos resten, los ingresos pasivos son una forma de sumarle lana a tu cartera y no restarle.

Primero, ¿qué es un ingreso pasivo? La definición oficial de los gurús de finanzas e inclusive de Hacienda (así es, también pagan impuestos) es que un ingreso pasivo son todos esos ingresos individuales que derivan de la renta de una propiedad y/o que provienen de la participación en un negocio en el que no estamos materialmente activos (entiéndase “materialmente activos” como esos negocios que tú no trabajas). En palabras del mexicano: son ingresos que vienen de rentar algo y/o de tener un negocito “por fuera”.

La forma correcta de ver a los ingresos pasivos es que son un ingreso extra a los que ya tienes como el sueldo de la chamba, la pensión de jubilado y un largo etcétera.

Esto es porque los ingresos pasivos tienen dinámicas totalmente distintas a la de ser emprendedor y tener un micro negocio, especialmente porque requiere de activos duraderos, que son todos esos bienes que duran mucho tiempo como una casa o un carro y que cuestan mucha lana. Una cosa es rentar el cuarto que no usas de tu departamento y percibir una lana de vez en cuando y otra cosa muy distinta es ir a comprar un departamento para rentar, donde esperas un ingreso igual todos los meses, son sumas y restas, no es tan difícil ver la diferencia.

Este tema de los ingresos pasivos no es algo nuevo, lo hemos visto por muchos años y hasta mi abuelita se sabe los secretos. Cosas como vender Avon, Mary Kay o tuppers en la oficina son un clásico ejemplo. Las clásicas rentas de locales, departamentos, casas y hasta coches son otro. Dar clases de regularización de alguna materia, vender galletas y vender lentes de sol en una isla de centro comercial son otros muy distintos.

El cambio está aquí y hay que aprovecharlo

ingreso pasivo

Hoy los ingresos pasivos llegaron al internet y existen muchas plataformas que te permiten generar ingresos extra utilizando activos que ya tienes y no usas.

En mis próximos posts voy a explicar cómo crearlos y usarlos, lo prometo.

Si tienes alguna duda escríbeme a [email protected] y con gusto te responderé.

Mi Bonsai es una plataforma que te permite tomar el control de tus gastos realizando un presupuesto. Entra y regístrate en www.mibonsai.mx para que descubras cómo.

#LeDamosFormaATusFinanzas.